lunes, 19 de marzo de 2007

Sobre los blogs

Blogs, fotologs, spaces y cuatrocientas mil pelotudeces más que se han inventado en los últimos años para que nosotros, los que queremos hacernos los diferentes, puedan tener su ingrato espacio de originalidad.
Siempre vi con ojos de sereno tales espacios webs, a un paso de considerarlos de una trascendencia nula para nuestras vidas públicas. Hoy, la experiencia no sólo ha sabido darme la razón, sino que también ha logrado potencializar mis ideas hasta hacerme creer, casi dogmáticamente, que soy poseedor de la única opinión válida en este tan intrascendente tema. De todas formas, lo más contradictorio y gracioso de todo es que ahora soy poseedor de mi propio blog, como quien compra un producto y al mismo tiempo hace marketing con la mala fama del vendedor (si pasará en el mundo).
Lo peor de todo es que me he dedicado, en los últimos meses de mi vida, a ser un verdadero chanta del diseño web; el tema del diseñador web con el blog es como un gerente de Movistar que tiene a él y a toda su familia tilizando celulares con contrato Ancel, por el simple hecho de que sale más barato. Lo que no sabe el que no vive está situación es que uno se siente realmente mal por no poder hacer su propia página web. En realidad, lo que me impide hacer una verdadera maravilla del diseño de flash moderno (como Larrique rulemanes, La Vela puerca o Ibiza Megadisco) es lo mismo que la hinchada le pide al plantel de Peñarol, el 97% de los domingos: huevo.
Los viejos y desleales lectores de esta columna ya saben lo que les espera; cualquier tema que ande merodeando los rincones impuros de mi mente podrida puede ser tratado de una forma asquerosa y repulsiva, lo que confrontará, seguramente, la postura angosta y acrítica de los lectores, quienes probablemente se creerán sapientes del derecho natural de la tierra y de los cielos, procediendo a tratarme como a un degenerado.
De todas formas, el lector que no critica es un verdadero inútil. ¿A quién le sirve jugar un partido de fútbol en la cancha de Progreso y que no lo puteen? Sería como ponerle 12 a todos los alumnos de una clase de secundaria o no escupir un trago de Glam, sólo por el simple hecho de que nos pareció disfrutable.
A fin de cuentas, si llego a 10 lectores voy a tener, probablemente, el blog más leído, por lo menos del Uruguay, así que prefiero que mis lectores sean los 11 guerreros de Retamar antes que tener esa gente pastosa, que se la tira de intelectualoide y no sabe pedirle un porro a un niño de siete años mientras se baña en esa especie de previa de agua calentita de mar que se forma en las playas de Costa de Oro, a la que popularmente se la conoce como "la meadita de los bebes".
Por todo lo afirmado anteriormente, se puede notar que voy a tener una relación amor-odio con mis lectores, y probablemente ellos tengan una relación odio-odio conmigo, así que, para lustrarles un poco sus zapatos berretas, tal vez los soborne con un asadito de Tucán, con una travesía en un pesquero Taiwanés o con alguna que otra de esas groserías fallutas típicas mías.

2 comentarios:

Ro dijo...

Bueno Santi, te cuento que TODOS al principio tuvimos la oleada de repulsiñon hacia los blogs y spaces personales porque nos parecía que para qué mierda queríamos que un chino que trabaja en Alemania viera nuestras fotos??? y mucho menos que leyera lo que escribíamos... Pero acá estamos...todos con nuestros blogs y spaces... y obvio,ahora está rebueno tener uno, y es más, sos un antisocial si no lo tenés, no puede concebirse que alguien no figure en internet; sos un desadaptado. No existís. Así que Santi, me da gusto darte la bienvenida al mundo. Bienvenido. Y espero el asadito cuando quieras.

Agustin Acevedo Kanopa dijo...

De seguro usted subestima la convocatoria de los blogs. Si bien mi blog no es un ejemplo de inconmesurable rating, sí hay otros que pueden recaudar 20, 30 comentarios por post. Particularmente le recomiendo el blog http://dragonlieder.blogspot.com , que muestra que no siempre la ecuacion de popular=grasa se da al pie de la letra. Por otra parte, aprovecho esta sección para patrocinar mi blog, http://degollandocisnes.blogspot.com , en donde hago una larga disertación sobre la coca sarli y el cine de armando bó, un gusto por demás compartido con el suyo y el de la mayoría de las personas con pene.

Pasaron por aquí

Seguidores