lunes, 5 de octubre de 2009

Tres Rosas Amarillas, de Raymond Carver

Este libro, publicado en 1988, contiene 7 cuentos cortos con algunas características comunes entre sí. No sólo se relatan situaciones incómodas y penosas para los protagonistas, sino que en casi todos los casos hay una relación de pareja tensa, marchita e incómoda, cuando no está totalmente disuelta.

La piedrita en el zapato del cuento de turno que habita en la pareja puede ser la madre del hombre, el dinero, una amante, el amante de su mujer, su ex marido, la muerte o incluso elementos que nunca llegamos a conocer.

Los cuentos, casi todos escritos en primera persona, tienen pasajes excelentes, en los cuales el lector puede encarnarse con facilidad en los ojos del protagonista, porque el relato es minucioso en detalles ínfimos, como objetos que miran cuando escuchan ciertas palabras, gestos y ruidos.

Las palabras nunca sobran. Las emociones no están descriptas, y eso es lo que hace mucho más deprimente y dramático a las situaciones planteadas. Es como una película de terror: el mecanismo no funciona mostrando, sino sugiriendo.


1 comentario:

hugo dijo...

bueno llegué justo tendré que echarle una buena lectura jaja saludos y nos vemos seguido.

Pasaron por aquí

Seguidores